Lectura, un instrumento para la propia libertad y el cambio social

· lectura, sociedad
Autores

Jóvenes alemanes leyendo y ampliando su libertad. (Fuente: http://www.wikimedia.org)

El regreso a la lectura es indispensable en la sociedad actual. Algunas transformaciones en el sistema educativo han mejorado la situación pero no son suficientes. La esperanza es lograr que el niño lea y luego, al escribir, pueda comunicar sus ideas en libertad, con lo que la sociedad, esclava a menudo de la tecnología y la abrumadora cantidad de datos e información, recibe lo que se le impone sin poder reflexionar.

A ello tienden las ideas que aquí se presentan, buscando disparar reflexiones y acciones.

La falta de lectura lleva a anestesiar la mente y recibir sin discusión las novedades que presentan los medios de difusión, dominados por intereses.

En medio de un mundo que cada día parece empeñado en sorprendernos con noticias inquietantes, entre las que la tragedia asoma como la “vedette” exclusiva, alienta encontrar hechos que reflejen la existencia de lazos de hermandad y buena voluntad entre los pueblos.

Sin embargo, estos hechos no suelen ser reflejados por los grandes medios. Por el contrario, a menudo la televisión presenta espectáculos que atraen como un imán a las mentes pasivas que reciben sin razonar información que se presenta como verdad y supuestos líderes sociales que no pasan de ser estrellas de dudoso nivel de espectáculos efímeros.

Así, la mente del niño y del adulto se va alejando de la lectura y el analfabetismo gana terreno.

Un problema regional

El análisis de la evolución histórico-política de los países latinoamericanos revela que a partir de la Segunda Guerra Mundial han vivido un período de expansión y ampliación del sistema educativo. Sin embargo, ello condujo a paradójicos desequilibrios sociales.

En las décadas de 1950 y 1960 se inició una política de desarrollo regional, la cual buscaba que algunos sectores económicos y áreas geográficas alcanzasen un alto grado de progreso, a fin de que éstos arrastrasen a los estratos más tradicionales, hacia una superación nivelatoria.

La estrategia proyectada no incluyó, en su primer momento, la fase educativa, pero posteriormente, y ante los desequilibrios resultantes, se tuvo en cuenta el gasto en educación, como una inversión que aumentaría la tasa del crecimiento económico.

El presupuesto educativo dejó entonces de ser considerado como un gasto que perjudicaba los intereses económicos de la sociedad, para convertirse en una inversión portadora de un beneficio: brindar recursos humanos aptos para crear y acelerar el desarrollo.

Es evidente que economía y política desplazaron -en una escala de valores aún hoy controvertida- a la educación, en tanto prioridad para el pleno desarrollo de los pueblos.

Los cambios introducidos

En muchos países se han intentado cambios diversos: algunos, de carácter global, afectan a todo el sistema educativo; otros, más específicos, modifican un nivel determinado.

Así aumentó el número de años de enseñanza básica y se diversificó la enseñanza media. Esto ocurre, por ejemplo, en bachilleratos especializados en varias áreas, como informática, comunicación social y economía.

En algunas naciones se ha cambiado el sistema de formación de maestros o se ha utilizado el método de educación a distancia.

Revisión de contenidos educativos

Los contenidos enciclopedistas de muchos programas de enseñanza son insatisfactorios para los abrumadores cambios y avances que superan toda posibilidad de agotarlos en los conocimientos escolares.

Por ello, es notable la falta de coincidencia de estos programas con los objetivos educacionales, debido a la rigidez y escasa fundamentación psicológica de los contenidos.

La visión de la educación en la escuela de nivel secundario o medio de tipo general, sin un fin en ella misma, sino concebida como transición hacia estudios superiores, se opone a la especialización por áreas que impulsan gobiernos y entidades educativas.

A esto se suma que la educación orientada a una especialidad, como los bachilleratos mencionados, es parte de políticas de Estado en algunos casos.

Por ejemplo, un gobierno puede buscar promover la orientación de estudios sectoriales, según los intereses nacionales, o desalentar otros, ya que en algunos casos hay superpoblación de profesionales de algunas áreas, como Derecho, y escasez en otros sectores, como tecnología.

Ante estas situaciones, el cambio curricular es una de las necesidades más urgentes. Los programas deberán lograr mayor flexibilidad para poder adecuarse a las distintas realidades dentro de cada país. Será preciso implantar mejores sistemas de evaluación. Y, fundamentalmente, se deberá favorecer la reflexión, el espíritu crítico y la creatividad, mediante la valorización del trabajo y la aplicación de nuevas metodologías.

Profesionalidad docente

Es lógico que cualquiera de estos cambios necesita como contrapartida un mejoramiento docente.

La tecnología es un recurso importante para que puedan trabajar en común centros públicos y privados de investigación e información educativa.

La desalfabetización

Otro acuciante aspecto de la realidad es el fenómeno de “desalfabetización”, es decir, la gradual pérdida de la instrucción adquirida en la escuela, cuando el medio y el trabajo no posibilitan el continuo ejercicio de la lectoescritura.

A este deterioro contribuye el mal uso de la tecnología, escribiendo mensajes de texto en teléfonos celulares o móviles, a lo que se suma un erróneo predominio de la imagen sobre la palabra impulsado por las tecnologías audiovisuales y la búsqueda, a través de ellas, de un facilismo simplista que elude la reflexión.

Buscar las causas

Ningún factor aislado basta para explicar el analfabetismo. Frecuentemente se cae en el error de responsabilizar con exclusividad a los docentes, como depositarios del problema, cuando la única solución está en manos de los Estados.

En efecto, sólo éstos pueden realizar acciones coordinadas entre aspectos sociales, económicos y culturales, para posibilitar el acceso a la escolaridad y lograr continuidad.

Nos preguntamos también si hay un material de lectura apropiado para quienes apenas han logrado el mínimo nivel de alfabetización.

Los autores de ciencia ficción de divulgación científica, técnica o cultural ignoran las necesidades de quien, a falta de un material a su alcance, consume fotonovelas o algún folleto.

Es necesario relacionar al niño con la lectura desde su primer día de vida.

La familia, en el proceso educativo a que accede el niño, debe impulsar la alfabetización temprana en conjunto con la escuela, para lograr que el educando incorpore saberes y estructuras de pensamiento que lo acompañarán durante toda su vida.

Las primeras letras

El niño, al acercarse a sus primeras letras, incorpora a su existencia conceptos y prácticas en lectoescritura, con la posibilidad de sentar las bases que le permitan un sólido acceso al conocimiento, que lo acompañará durante toda su vida.

También incorpora la relación entre letras, palabras, sonido e imágenes.

Sin embargo, hay a menudo factores y situaciones que dificultan este acceso al saber, debido a preconceptos que, firmes en un gran sector de la sociedad, impiden o al menos retrasan esta posibilidad.

Uno de los principales, y clave por su influencia en los demás, se refiere un preconcepto sobre el conocimiento en el niño, y en especial en el de la lectura. Este acceso se presenta a menudo como si estuviera en compartimentos estancos: familia e institución educativa, en distintos niveles de responsabilidad.

De esta forma, la familia presenta al niño, cuando lo hace, lecturas que están disociadas de las que recibe en la escuela, y el proceso del conocimiento se hace así más difícil, complicando el acceso al saber.

Otro factor negativo es el desconocimiento sobre el momento en que el niño debe comenzar a relacionarse con la lectura.

En este caso, a menudo se espera a que concurra a la escuela, y si lo hace en jardín de infantes allí recibe algún concepto básico que lo acerca al acto de leer.

Con esta segunda situación se espera a que el niño comience su integración al ciclo educativo para que recién allí comience el proceso alfabetizador, retrasando la etapa de acceso a la lectoescritura y con ella su acceso a los distintos niveles del proceso del conocimiento.

Comenzar el aprendizaje a temprana edad

Esta situación debe ser revertida, y a ello tienden las ideas y propuestas que aquí se presentan.

La alfabetización temprana comienza el primer día de vida del niño y tiene un período de extensión hasta aproximadamente los ocho años de edad.

Es responsabilidad de la familia del niño trabajar juntamente con la escuela, en una acción integradora, que permita completar este ciclo de la mejor manera posible en la etapa de edad prevista.

La lectoescritura, cimiento del saber

El trabajo conjunto entre familia y establecimiento educativo permitirá alcanzar un basamento sólido en lectoescritura, con lo que el niño estará en condiciones de integrarse a los niveles que sigan en su proceso educativo.

No hay que esperar hasta el ingreso a jardín de infantes para que la mente infantil se relacione con la palabra. Cuanto antes comience este proceso, mayor será la integración mencionada.

La sociedad actual vive a un ritmo vertiginoso, en el que las prioridades educativas quedan a menudo relegadas.

Los hechos sociales que se han señalado son parte de una realidad que debe ser transformada, para lo cual es necesario comenzar desde un principio, para que el alumno, con los años, emprenda nuevos proyectos que le permitirán una participación social activa, siempre a partir del en apariencia modesto comienzo a través de la lectura. Alberto Auné

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: