No hay autoritarismo pequeño

· pensamiento, política, sociedad
Autores

Censura de internet en China: una barrera contra la libertad. (Fuente: http://www.wikimedia.org)

Cuando una autoridad tiene mentalidad totalitaria trata de eliminar toda expresión no sólo opositora sino también de cualquier nivel de diferencia con el discurso oficial.
No importa el color ideológico de quien gobierna no sólo un país sino cualquier tipo de organización si no tiene tolerancia. Busca que no se levante ninguna voz opositora y está dispuesto a aplastar de raíz cualquier disidencia.
Esta forma de proceder es antidemocrática, pero es practicada por quienes con un falso discurso se dicen demócratas y respetuosos de la libertad. Así se defienden violaciones a los derechos humanos si son efectuadas por un gobierno que se dice progresista, pero se levanta sin vacilar el dedo acusador ante fallas o delitos pequeños que cometen quienes están en otro campo ideológico.
Debemos tener una actitud de prevención ante este doble discurso, repudiable por quienes respetamos la opinión ajena expresada con respeto.
A veces nos encontramos con estos gestos autoritarios en organizaciones educativas, clubes, asociaciones e incluso ONGs, en una actitud fuera de contexto en una sociedad democrática.
También se da el caso inverso: un gobierno autoritario a nivel nacional con espacios democráticos y tolerantes en la sociedad, o situaciones mezcla de las dos mencionadas.
Es importante que tengamos tolerancia con las ideas ajenas, a todo nivel social y organizacional, denunciando los autoritarismos.
Esta conducta irá nivelando la situación a favor del pluralismo y la democracia.

Defendamos el pluralismo

Todo atentado contra la Palabra, en cualquier medio que ésta se exprese, es también un atentado contra la Libertad.
Ambas expresiones están ligadas y lo estarán por siempre. De allí la denominación de este blog.
Si observamos el mundo de hoy, veremos que en los países en que la democracia rige en plenitud hay respeto por la libertad de expresión.
Periodistas, ministros religiosos, especialistas en distintas disciplinas pueden dar a conocer sus puntos de vista sin temor; por el contrario, éstos reciben una difusión acorde para ser puestos en conocimiento de la sociedad.
Así se origina el debate democrático, que si es tal se concentra en las ideas, sin descalificar a las personas por pensar de forma distinta.
in embargo, hay también países en los cuales se persigue la libertad de expresión.
El pensamiento único quiere allí imponerse a toda costa, buscando silenciar los medios de difusión.
En algunos la forma de hacerlo es sutil, ignorándolos, en otros los funcionarios critican a la prensa, haciéndola culpable de los males de la sociedad por problemas no resueltos de los cuales ellos son responsables.
Un paso superior es la censura directa de información, clausura de medios, prohibición de editar cualquier medio que tenga opiniones distintas a la del poder o directamente asesinar, por vía directa o indirecta, periodistas, ministros religiosos o pensadores.
La palabra es uno de los bienes más preciados del ser humano.
No sólo hablamos de la expresión verbal sino de todo lo que haga al circuito emisor/mensaje/receptor permitiendo la libre expresión de las ideas.
En especial, la palabra escrita tiene una fuerza que ha trascendido generaciones y fronteras.
En este tiempo la comunicación escrita ha tenido un gran impulso como medio de transmitir ideas y posiciones artísticas, políticas y de todo tipo. Internet ha contribuido a esta eclosión de ideas, favoreciendo la comunicación plural y democrática.
Lo mismo podemos decir de los medios de difusión, que se han integrado a las nuevas tecnologías y transmiten palabras e imágenes sin limitación geográfica.
Sin embargo, hay quienes ejercen una censura autoritaria, a veces con artilugios legales o presiones, queriendo impedir que quienes piensan de manera diferente puedan expresarse.
Es necesario alentar y defender la libre expresión de ideas, en internet y en cualquier medio de difusión.
También lo es el hecho de denunciar las mordazas que quienes tienen un poder temporario al frente de una comunidad o una nación quieren imponer a esta libertad.
No hay mordazas buenas, sin importar la ideología de quien la quiere colocar para cerrar la boca de quien habla en libertad.
Defendamos la Palabra y la Libertad. Mientras se mantengan vigentes el ser humano tendrá esperanza. Alberto Auné

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: